domingo, 30 de abril de 2017

¡Mentís como bellacos!



Los internautas españoles se sienten cada vez más vigilados en internet. El 53% teme por la seguridad y privacidad de sus datos, según reflejan los resultados de la 19.ª Encuesta de Usuarios en Internet, Navegantes en la Red, realizada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), que ha recopilado las respuestas voluntarias de 14.800 personas sobre sus hábitos en el entorno digital. 

De la misma manera, solo un 16,4% de los usuarios se muestra proclive a instalar muchas aplicaciones o descargar contenidos que les soliciten mucha información de carácter personal, frente al 62,4% que prefiere no instalarlas. Asimismo, solo a un 14,7% de los entrevistados no les importaría proporcionar sus datos personales si obtienen algo gratuito a cambio, en contraste con el 64% que sí pone reparos. La encuesta completa, que da mucho juego, se puede descargar desde este enlace.

martes, 25 de abril de 2017

Sitios web donde descargar libros de forma legal



Esta mañana en Onda 3.0 hemos hablado de sitios web donde se pueden consultar y descargar libros digitales de forma gratuita y legal.

Os dejamos la relación completa de todos los enlaces.

EBook Search 3.0, el buscador de libros electrónicos gratuitos de la biblioteca de la Universidad de Zaragoza. http://blog.biblioteca.unizar.es/ebook-search-3-0/

Permite localizar y leer más de 8 millones de libros electrónicos gratuitos de diversas fuentes y numerosas colecciones de libros electrónicos.

Páginas donde se pueden consultar y descargar de forma legal libros.

Dominio Público nos ofrece todo tipo de títulos en diferentes formatos: HTML, texto plano, eBook MS Reader (LIT), eBook MobiPocket (PRC), eBook eReader (PDB), PDF, XML y OpenOffice Writer.

Wikisource similar a Wikipediaeste sitio alberga textos originales de dominio público y publicados bajo licencias GFDL y CC-BY-SA 3.0. En este caso, el único formato con que podemos descargar los libros es PDF, aunque también nos permite acceder a la fuente de publicación en busca de otro formato que se pueda adaptar en mayor medida a lo que buscamos.

Google Play Books no sorprende en absoluto, y es que mantiene la esencia de la compañía de Mountain View y nos ofrece, en una enorme cantidad de categorías, todo tipo de títulos libres que podremos descargar en formato ePub. La tienda Google Play Store, en su sección para libros, ofrece también una enorme cantidad de títulos de pago, por si nos decidimos a desembolsar algunos euros por un título concreto.

Proyecto Gutenberg se fundó en el año 1971 y se ha convertido en una de las colecciones de libros electrónicos más grandes a nivel internacional. Podemos encontrar más de 42.000 ebooks gratis en diferentes formatos.

Ebooksgo alberga títulos bajos las licencias GFDL, Creative Commons organizados por categorías y en diferentes formatos.

Manybooks nos ofrece libros y audiolibros electrónicos según autor, categorías e idioma.

Con respecto a https://www.amazon.es/ , ya pueden leer los libros en el ordenador. Las ventajas son su amplio catálogo libre de derechos. Cientos de libros a un precio de muy bajo, por menos de 3 euros. Las instrucciones para poder hacerlo se encuentran en esta guía de Computer Hoy.


sábado, 22 de abril de 2017

Análisis de las medidas del Gobierno de Aragón sobre las Nuevas Tecnologías para evitar la despoblación de Teruel



Teruel vive movilizada e indignada por la falta de infraestructuras en la provincia como lo demostró la manifestación del pasado 1 de abril en defensa del ferrocarril. En este artículo se analizan las propuestas del Gobierno de Aragón sobre Tecnologías digitales de comunicación, Eje 5 de un proyecto de papel de cientos de páginas titulado Directriz Especial de Política Demográfica contra la Despoblación.

El Gobierno de Aragón parte de una formulación muy rimbombante pero errónea, donde mezcla lo obvio con lo que ya se está realizando. El documento dice textualmente: “reconocimiento de internet como un derecho universal de las personas residentes en Aragón”, y un poco más adelante añade: “este derecho deberá cubrir el acceso a servicios como el correo electrónico, los servicios digitales de la administración, la banca virtual, las redes sociales y las video llamadas”.

Por el contrario, apenas menciona la importancia de los dispositivos móviles (tirando por elevación con un proyecto piloto de telefonía 5G para el 2020), no hace mención alguna al comercio electrónico o el acceso a la computación en la nube, y pasa de puntillas por el internet de las cosas con una mención que muy genérica y vaga, en la línea en la que está redactada toda esta directriz: “regiones como Aragón dispondrán de un escenario tecnológico avanzado si muestran un impulso decidido respecto a la revolución tecnológica proveniente de internet de las cosas y la hiperconexión de dispositivos”. Así pues, hasta aquí nos garantiza lo que ya tenemos y se olvida de lo es una necesidad para la prosperidad dentro de la Sociedad de la Información.

sábado, 15 de abril de 2017

¿Todavía enciende la televisión?




Siempre ha sido de progre decir “yo no veo la televisión”, daba una pátina de cultureta mentiroso que solía ser aceptada, aunque bien podía mediar una discusión de incredulidad manifiesta. Ahora ya es una realidad. Quien les escribe no tiene aparato de TV. Pero no ver la televisión tradicional no quiere decir que no se visualicen contenidos audiovisuales, que son dos aspectos diferentes. Quien les escribe ve contenidos audiovisuales.
 
Las plataformas como YouTube o Vimeo, otras de pago como Movistar, Netflix o HBO, los servicios cada vez más avanzados de videos juegos (como PlayStation Vue), la emisión en directo por medio de las redes sociales (Facebook Live o Periscope en Twitter, por ejemplo), Snapchat que ha hecho pública su colaboración con el canal Vice para producir contenido exclusivo para la app o fenómenos recientes como los eSports (que ya tiene su propio canal en Movistar) han propiciado, también aquí, un cambio radical en muy poco tiempo.

sábado, 8 de abril de 2017

El cine y el libro: Las industrias del lamento



Cada vez que escucho quejarse a un miembro de la industria del cine o del libro sale el niño que llevo dentro y comienzo a gritar ¡me aburrooo! Se trata de dos de los sectores menos innovadores en las últimas décadas desde el punto de vista de la tecnología, y que fundamentan sus desgracias en echar la culpa a los demás, bien sea el IVA o que la gente no lee. Pero autocrítica e innovación, poquita. En cuanto al citado impuesto creo que hay mucha demagogia en tono al mismo. La diferencia entre un tipo impositivo reducido y uno del 21% en una entrada de 6 euros la encarece en 84 céntimos. No creo que sea un condicionante para no ir al cine en la mayoría de los casos, una buena excusa sí, habida cuenta de que luego el público compra palomitas y golosinas con gran avidez.

Sus modelos de negocio se han quedado a mediados del siglo XX y pretenden que los consumidores se sigan amoldando a ellos en plena era de disrupciones tecnológicas. Las consecuencias son evidentes en el caso del cine español con cientos, sino miles, de salas cerradas en España en los últimos 10 o 15 años, con un porcentaje mínimo de actores españoles que pueden vivir de su profesión (alrededor del 8%) y al albur de que Santiago Segura haga “un Torrente” o suene la flauta por casualidad para “un Ocho apellidos vascos” y se pueda hablar de un buen año en términos de industria. 

lunes, 3 de abril de 2017

Facebook ha dejado de ser una red social



Facebook hace tiempo que ha dejado de ser una red social para convertirse en una plataforma diferente en la relación que mantiene con sus ávidos consumidores. No me refiero en este caso a la capacidad que tiene de acumular datos de sus más de 1.500 millones de usuarios en todo el mundo y obtener beneficio de ello.

Tampoco al gigante que en otras ocasiones he criticado por sus constantes intromisiones en nuestra intimidad, tanto la “marca matriz” como por las empresas que ha comprado a golpe de talonario. Véase Whatsapp, por 21.800 millones de dólares, e Instagram por 1.000 millones. ¡Será por dinero!  

Este tridente de compañías lleva a sus espaldas un buen número de problemas ligados con la privacidad de sus clientes y lo poco que les importa este importante cuestión a los responsables de Facebook, y por extensión a los todos los directivos de las compañías que compran.