jueves, 12 de mayo de 2016

Los móviles son una de las mayores amenzas para nuestra privacidad





Recientemente he tenido que configurar dos móviles por razones que no son objeto de este artículo. Marcas y sistemas operativos diferentes. He pasado más tiempo ajustando mi privacidad que disfrutado de los aparatos, dándome de baja de sistemas de almacenamiento en la nube que vienen por defecto, que gozando de las ventajas de los nuevos smartphone. Desinstalando aplicaciones inútiles del fabricante que duplican servicios y que hacen que nuestros acaben almacenados en un servidor sin que él sea consciente. El móvil, no hay que olvidarlo, es como el cuento infantil donde Hansel y Gretel van echando miguitas de pan para saber volver a casa, con la diferencia de que esta vez son digitales y no es para volver a nuestro hogar, sino para atraer al mismo a Google, WhatsApp, Facebook, Twitter, Amazon, Zara, etc.



También he pasado más horas para renegar de los servicios envenenados que Google inserta en mi aparato que instalando las apps que quiero. Diciendo que NO a muchas opciones que invaden mi privacidad y que por lo general vienen abiertas. NO quiero estar geolocalizado, NO quiero compartir mis datos, NO quiero enviar información de esta aplicación o de la otra, No te quiero dar permiso para…Preferiría que fuera al revés, que el sistema viniera más pensado en las personas y cerrado, y que tuviera la opción de ir diciendo SÍ.




Los IPhone y su sistema operativo no son mejor en este sentido pues el concepto es el mismo: invadir la privacidad del usuario, agravado porque su sistema es menos conocido y creo que muchos usuarios de los teléfonos de la manzana son unos snobs y no unos conocedores del mundo Apple, lo que los coloca en una situación mayor de indefensión.

 El móvil es en la actualidad un compañero de nuestra vida, pero seguramente una de las mayores amenazas para nuestra privacidad, una cuestión que convendría tener en cuenta a la hora de manejar tan alegremente el smartphone.

1 comentario:

  1. Hola Javier, efectivamente hay que tener mucho cuidado con los permisos que concedemos sobre todo cuando instalamos aplicaciones en nuestros smarphones, pues en muchos de ellos los autorizamos a acceder a nuestros contactos o hacer publicaciones en redes sociales en nuestro nombre.

    ResponderEliminar

Hola. Deja tu opinión sobre este artículo. Me gusta escuchar todos las opiniones y debatir sobre ellas