miércoles, 24 de febrero de 2016

Tire su currículum vitae y construya una marca 2.0





Ilustración: Marta Ballester

Si usted todavía es de los que entrega su currículum vitae en papel haga una cosa: rómpalo antes de lo haga la empresa donde lo entregue. Dar un papel contando lo que hemos estudiado, la experiencia profesional y otras cualidades es un modelo caduco. En la nueva economía digital (sí, en esa en la que usted se caga habitualmente porque le está rompiendo los hábitos de vida), lo que importa es la marca personal 2.0 o nuestra marca en la red.

En general este concepto es válido para todos nosotros, pero especialmente importante para profesionales liberales, personas en búsqueda de empleo y jóvenes que pueden comenzar a crearla casi desde cero. El paradigma de trabajo ha cambiado de forma radical en estos años, de tal manera que redes sociales como www.linkedin.com o www.xing.com son los centros del talento en la actualidad, del networking (trabajo en red o colaborativo) y del empleo, dejando atrás a los portales tradicionales de empleo.

Hace años que defiendo que nuestro nombre en internet es un intangible que cada día tendrá más valor, por lo que les recomiendo que corran a lugares como www.arsys.es y registren el suyo, hagan o no una web o un blog es una inversión muy baja que a medio y largo plazo será muy interesante.

¿Por qué la marca personal es cada día más importante? Piense lo primero que hace cuando le dicen el nombre de un profesional, empresa o marca. Ir a Google y poner su nombre, es decir, “googlearlo” y en función de lo que dice el buscador juzgar a esa persona o marca.

¿Ha probado a hacer egosurfing? Tranquilo, no es un deporte de riesgo, aunque sí puede darnos algún disgusto. Consiste en poner nuestro nombre en el buscador y ver que dice de nuestra persona. Se trata del primer paso para construir nuestra marca personal 2.0, testear el rastro digital que hay en internet.

La marca personal, o en inglés personal branding, es una forma de entenderse y venderse uno mismo como una marca comercial, que debe ser trabajada, promocionada y protegida. En definitiva, se trata de usar las misma herramientas que utilizan las empresas para comercializar sus marcas, pero en este caso con nuestra propia persona.

En la situación de crisis actual está muy de moda al entenderse como una estrategia de exposición personal usando las redes sociales para mejorar profesionalmente, ya sea encontrando trabajo, escalando en una empresa o buscando clientes. A la hora de buscar empleo se han producido muchos cambios, entre ellos, que ahora en el ámbito profesional se trabaja por proyecto, a distancia con otros profesionales y gracias al talento que uno pueda aportar. Terminado el mismo puedes no volver a coincidir jamás con estas personas, no hay equipos estables.

Otro muy significativo es, parafraseando a Kennedy, que las empresas contratan en función de lo que los candidatos pueden hacer por ellas. El puesto de trabajo pasivo, rutinario y con horario fijo también está en la sección nostalgia de los grandes almacenes.

Si queremos crearnos una marca personal en la red lo primero que tendremos que hacer es averiguar qué es lo que queremos ser, y después actuar conforme a ello para transmitir esa idea a los demás. Debe existir una correlación entre lo que queremos ser y el modo en que nos ven. En esto se basa el personal branding 2.0.

Así pues, la marca personal consiste en crearse una reputación personal que será lo que los demás verán de nosotros y, en consecuencia valorarán. Por lo tanto a la hora de iniciar nuestras acciones de cara a crear nuestra imagen digital debemos tener en cuenta cómo queremos estar en internet, qué pretendemos conseguir con nuestras acciones públicas, realizar un plan de marca y trabajarlo a medio y largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Deja tu opinión sobre este artículo. Me gusta escuchar todos las opiniones y debatir sobre ellas