miércoles, 16 de abril de 2014

Con vuestra pasta y mi idea. La financiación compartida o crowdfunding avanza con fuerza




ILUSTRACIÓN: MARTA BALLESTER

El crowdfunding, o la micro financiación compartida, se está abriendo un hueco cada vez mayor entre los empresarios, especialmente emprendedores, y se ha convertido en una forma de lograr dinero para sacar adelante todo tipo de proyectos empresariales. El año pasado se gestionaron por medio de las aproximadamente  300 plataformas web que existen al efecto en el mundo más de 5.000 millones de dólares, según un estudio de la consultora www.massolution.com

Su funcionamiento es sencillo y se basa en la financiación colectiva que permite a cualquier creador de proyectos (sea profesional o no) reunir una suma de dinero considerable entre muchas personas que aportan una pequeña cantidad económica. A cambio de su participación, los cofinanciadores, como se suelen llamar las personas que apoyan proyectos, reciben recompensas no monetarias: ejemplares de libros, entradas para obras de teatros, películas o los conciertos financiados, por citar algún ejemplo.


Su desarrollo únicamente ha sido posible gracias al desarrollo de internet y, en concreto a las redes sociales y los espacios que la web 2.0 ha creado entre los usuarios. Solamente la implantación de la sociedad digital ha podido reunir en estas plataformas la demanda de financiación y la oferta de la misma en forma de pequeñas cantidades de dinero. Sin el desarrollo de la red, esta manera de obtener liquidez para un proyecto era sencillamente imposible.

Financiar la puesta en marcha de ideas mediante crowdfunding tiene ventajas que van más allá del dinero recaudado. En el caso de emprendedores que quieren lanzar sus negocios puede ser fundamental la opinión de los cofinanciadores que se mide en la disposición a aportar capital para la implementación de la idea.

Por otra parte, si el dinero se llega a recaudar al 100% puede ser una señal muy clara de aceptación del producto o servicio en el mercado. Si no se llega a recaudar el dinero solicitado puede ser una advertencia de que hay que darle una vuelta más a la idea.

La financiación compartida o en masa es un medio idóneo para sufragar todo tipo de ideas y proyectos culturales como música, películas o libros, o iniciativas con fines sociales. Entre las plataformas más activas destacan  www.kickstarter.com, www.indiegogo.com y www.crowdfunder.com en el ámbito internacional, mientras que en España destacan www.lanzanos.com, www.goteo.org, www.verkami.com y www.kifund.com.

En nuestro país, un ejemplo reciente del incremento este tipo de actividad se pueden encontrar en el Gran Canaria Comicfest, www.grancanariacomicfest.com un evento dedicado al mundo del cómic que trata en una de sus conferencias “Descubre el crowdfunding”, como elemento financiero de esta forma de novela gráfica, una vez que las editoriales han dejado de apostar por ellas y el sector del libro afronta una crisis, o mejor dicho, un cambio de paradigma productivo sin precedentes.

Por otra parte, también existen  plataformas más especializadas en un ámbito concreto, como Gambitious (centrada en el mundo de los videojuegos), Bandtastic (enfocada en el mundo de la música), Appsplit (desarrollo de apps), o Taracea (proyectos de investigación científica), que pueden ser una alternativa muy interesante para encontrar la financiación que una empresa necesita entre usuarios interesados en este sector.

La novedad de los últimos meses viene de la mano de los productos físicos que también cuentan con sus propias plataformas o forman parte de una categoría en algunas de las principales páginas webs de crowdfunding. En general, en ellas se permite a creadores y desarrolladores financiar la elaboración de productos únicos o bien lanzar un prototipo viable de una idea o invento. De esta manera, inventores y diseñadores industriales pueden hacer realidad sus ideas.

A diferencia de las primeras, estas webs de financiación de de productos permiten a los usuarios adquirir piezas únicas o que no forman parte de los catálogos de las grandes empresas del diseño industrial, artístico o la moda, aumentando así su sensación de exclusividad y del valor del objeto financiado. Entre estas webs destacan www.quirky.com,  www.crowdyhouse.com, www.fromlab.com  o www.christiestreet.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Deja tu opinión sobre este artículo. Me gusta escuchar todos las opiniones y debatir sobre ellas