domingo, 29 de diciembre de 2013

Tic tac emprender




Con la palabra emprendedor sucede como cantaba Rocío Jurado con el amor, que de tanto usarlo se había roto. Este es uno de los conceptos que más están de boca en boca en los últimos años. Políticos de piel o de poli piel, asociaciones empresariales y sindicales, programas de televisión y un largo etcétera han puesto de moda hasta el agotamiento a los emprendedores y el emprendimiento, como si hubieran descubierto la piedra filosofal del empleo. Pero fuera de focos hay otros empresarios que han comenzado su actividad en 2013, autónomos de infantería, ante los que me quiero quitar el sombrero.

Estoy hablando de personas que no se han integrado en un programa con un bonito nombre en inglés, impulsado por los agentes sociales de arriba, con padrinos de relumbrón, que nunca le van a dar la mano a un consejero o doña Luisa Fernanda Rudi (ni falta que les hace, ni yo se les aconsejo). Tampoco van a recibir préstamos propagandísticos a bajo interés de entidades que quieren ser tu banco amigo, pero que como palme el negocio va a ser tu enemigo a muerte.

Hablo de emprendedores turolenses y proyectos como el impulsado por David, que comercializa teléfonos chinos de marca blanca http://turolphone.es, o el Teresa, que vende artesanía, moda personalizada y mueble antiguo http://quimeraartesania.com.es. Por su parte, Marcos inició la andadura con una tienda física y online dedica al mundo del cómic http://zombiesyprincesas.es

Otros no han usado las nuevas tecnologías como base del mismo, pero sí han entendido que ayudan en la promoción de sus negocios, sea una asesoría jurídico laboral www.pilarsanchez.es, una creadora de repostería creativa www.elmundodeana.es o como Rafael, que ha abierto una empresa de gestión y administración de fincas www.gesmudejar.es

Facebook también es un buen lugar para dar a conocer la actividad de los negocios, como hacen Ana, otra pastelera creativa especializada en tartas, en su grupo “amigos y clientes cafetería restaurante La estación”, y que en breve abrirá una web, Lucía con su tienda de bellas artes Materialyzarte, o Josema Carrasco para divulgar su interesante obra gráfica. Otras, como Belén o Alicia están a punto de entrar en el mundo digital, una para mostrar sus restauraciones artísticas, y la otra para dar a conocer su proyecto de educación bilingüe en inglés.

A todos los he conocido a lo largo de 2013 en cursos de formación o en otras circunstancias profesionales. Les identifica el esfuerzo, tesón, meses de trabajo en el proyecto del que han hecho su vida, haber tenido que sortear decenas de trabas y trampas administrativas, superar desánimos, miedos, angustias, vacilaciones, dudas, etc.

Acumulan el doble de mérito porque no se han amparado en la cultura de la subvención, algo tan típico de nuestro país. Se han lanzado sin más medios económicos que sus ahorros, con la ayuda de familiares y amigos, demostrando que los tienen más grandes que el caballo de Espartero, lo cual no quiere decir que renuncien a las ayudas que les correspondan. Otra cosa es si las cobrarán y cuándo.

También han aprendido, por lo menos yo lo he ratificado, que la mejor ayuda que puede dar cualquiera de nuestras cinco administraciones es la de no molestar y agilizar los trámites. A mayor lentitud, menor creación de empresas. Ese es el mejor emprendimiento que pueden hacer nuestros políticos, y de paso crear de una de una vez por todas una ventanilla única para el empresario.

En realidad lo que ahora se llama emprender es facilitar a las personas con espíritu empresarial sincero abrir su negocio, ni más ni menos, de lo contrario, con tanto programa para “emprendedores” y “emprendimiento de salón” se facilita que mediocres entren en la actividad empresarial con altas posibilidades de fracasar y haber malgastado dinero público. Pero claro, de cara a la galería queda muy bonito, decir que se han impulsado a cientos de emprendedores, destinando decenas de euros. Sería bueno que dijeran hacía dónde los empujan también, ¿no?

2 comentarios:

  1. Gracias Javier por tu respeto, por hacernos sentir importantes y valorarnos; somos muchos los que intentamos dar algo de nosotros a este mundo tan complicado y agrio que tenemos. Menos mal que siempre hay personas que te animan, ayudan y enseñan. Nos vemos en el camino.

    ResponderEliminar
  2. En este artículo, sin duda, se plasma el apoyo sincero que hemos recibido por tu parte desde el principio.
    Muchas gracias, Javier.

    ResponderEliminar

Hola. Deja tu opinión sobre este artículo. Me gusta escuchar todos las opiniones y debatir sobre ellas