domingo, 29 de diciembre de 2013

Tic tac emprender




Con la palabra emprendedor sucede como cantaba Rocío Jurado con el amor, que de tanto usarlo se había roto. Este es uno de los conceptos que más están de boca en boca en los últimos años. Políticos de piel o de poli piel, asociaciones empresariales y sindicales, programas de televisión y un largo etcétera han puesto de moda hasta el agotamiento a los emprendedores y el emprendimiento, como si hubieran descubierto la piedra filosofal del empleo. Pero fuera de focos hay otros empresarios que han comenzado su actividad en 2013, autónomos de infantería, ante los que me quiero quitar el sombrero.

Estoy hablando de personas que no se han integrado en un programa con un bonito nombre en inglés, impulsado por los agentes sociales de arriba, con padrinos de relumbrón, que nunca le van a dar la mano a un consejero o doña Luisa Fernanda Rudi (ni falta que les hace, ni yo se les aconsejo). Tampoco van a recibir préstamos propagandísticos a bajo interés de entidades que quieren ser tu banco amigo, pero que como palme el negocio va a ser tu enemigo a muerte.

Hablo de emprendedores turolenses y proyectos como el impulsado por David, que comercializa teléfonos chinos de marca blanca http://turolphone.es, o el Teresa, que vende artesanía, moda personalizada y mueble antiguo http://quimeraartesania.com.es. Por su parte, Marcos inició la andadura con una tienda física y online dedica al mundo del cómic http://zombiesyprincesas.es

Otros no han usado las nuevas tecnologías como base del mismo, pero sí han entendido que ayudan en la promoción de sus negocios, sea una asesoría jurídico laboral www.pilarsanchez.es, una creadora de repostería creativa www.elmundodeana.es o como Rafael, que ha abierto una empresa de gestión y administración de fincas www.gesmudejar.es

Facebook también es un buen lugar para dar a conocer la actividad de los negocios, como hacen Ana, otra pastelera creativa especializada en tartas, en su grupo “amigos y clientes cafetería restaurante La estación”, y que en breve abrirá una web, Lucía con su tienda de bellas artes Materialyzarte, o Josema Carrasco para divulgar su interesante obra gráfica. Otras, como Belén o Alicia están a punto de entrar en el mundo digital, una para mostrar sus restauraciones artísticas, y la otra para dar a conocer su proyecto de educación bilingüe en inglés.

A todos los he conocido a lo largo de 2013 en cursos de formación o en otras circunstancias profesionales. Les identifica el esfuerzo, tesón, meses de trabajo en el proyecto del que han hecho su vida, haber tenido que sortear decenas de trabas y trampas administrativas, superar desánimos, miedos, angustias, vacilaciones, dudas, etc.

Acumulan el doble de mérito porque no se han amparado en la cultura de la subvención, algo tan típico de nuestro país. Se han lanzado sin más medios económicos que sus ahorros, con la ayuda de familiares y amigos, demostrando que los tienen más grandes que el caballo de Espartero, lo cual no quiere decir que renuncien a las ayudas que les correspondan. Otra cosa es si las cobrarán y cuándo.

También han aprendido, por lo menos yo lo he ratificado, que la mejor ayuda que puede dar cualquiera de nuestras cinco administraciones es la de no molestar y agilizar los trámites. A mayor lentitud, menor creación de empresas. Ese es el mejor emprendimiento que pueden hacer nuestros políticos, y de paso crear de una de una vez por todas una ventanilla única para el empresario.

En realidad lo que ahora se llama emprender es facilitar a las personas con espíritu empresarial sincero abrir su negocio, ni más ni menos, de lo contrario, con tanto programa para “emprendedores” y “emprendimiento de salón” se facilita que mediocres entren en la actividad empresarial con altas posibilidades de fracasar y haber malgastado dinero público. Pero claro, de cara a la galería queda muy bonito, decir que se han impulsado a cientos de emprendedores, destinando decenas de euros. Sería bueno que dijeran hacía dónde los empujan también, ¿no?

sábado, 21 de diciembre de 2013

Cuento de Navidad 2.0. Internet y las personas mayores


Hoy quiero hablar de las personas mayores, de las que con 60 años o más, y sin necesidad real ya de embarcarse en los mundos digitales, ¡ni puñetera falta que les hace!, se animan “a eso de internet” como me suelen decir en los cursos. Cuando vienen todos tienen varias cosas en común: verdaderas ganas de aprender, paciencia, no saben nada de ordenadores (algunos no han encendido uno en su vida) y un objetivo muy concreto. Aprender, paciencia y un objetivo es mucho más de lo que parece.

Como Andrés, que quería comprar entradas para ver los toros, el teatro y otros espectáculos por medio de internet en lugar de hacer cola en la taquilla cuando iba a Zaragoza, Valencia o Madrid. Le costó más de un mes aprender pero lo logró. Ahora disfruta de mejores entradas que antes, las compra cómodamente desde casa y ve lo que realmente quiere, sin estar supeditado a lo que queda en taquilla el último día. De paso, presume ante sus amigos en el bar cuanto juega el guiñote.

Andrés nos enseña que la tercera edad sí que gasta por internet, un segmento que tiene dinero para consumir, y que además aumenta de forma constante. De hecho, una generación que se defiende razonablemente bien en internet tiene pie y medio en esta franja de edad, así que el mito de que los viejos no comprarán por internet se va a quedar en eso, en una leyenda urbana. En menos tiempo de lo pensado, señores tenderos, muchos “viejecitos” gastarán por internet. Tiempo en casa, más horas para formarme, más dinero, más ordenador: igual a consumo digital.

Ana lo que quería era “hablar con su nieto como en las películas, usando el ordenador”, es decir, por medio de Skype comunicarse con él ya que estaba en Boston con una beca Erasmus. Ya lo hacía con la ayuda de familiares, pero ella quería ser autosuficiente, no depender de su hija o de otras nietas para poder comunicarse con el nieto “emigrado” a Estados Unidos. Jamás olvidaré el día que logró conectar desde clase con Boston y apareció su “niño” como Ana le llamaba. Lloró ella y media clase.

Enseñanza de Ana a las operadoras de telefonía. Hay algo gratis que me permite hablar con mi nieto. No sé cómo se llama, ni jamás lo pronunciaré bien (diré “skipe”, “skapa”, “skepchup”, “whatchupp”o “chupchup”) pero jamás volveré a pagar una llamada internacional, ni por nada que pueda hacer gratis o muy barato por medio de la red. Que tomen nota las operadoras de telefonía.

Pilar es una amiga y alumna muy presumida, como ella misma dice, a la que le encanta comprar. Estaba escamada por las ventas online de las que tanto oía hablar a sus hijas y anunciar en la tele. No sabía cómo comprar y le daba miedo usar la tarjeta de crédito. Finalizado el curso era, no solo una experta compradora, sino también vendedora, pues descubrió www.ebay.es y aprendió que podía vender lo que ya no se ponía para comprar prendas de temporada. A fecha de hoy, no se le ha vuelto a ver en una tienda física, salvo para comprar pan.

La enseñanza de Pilar es como la de Andrés, pero con el valor añadido de que descubrió que puede vender lo que le sobra, y con eso volver a comprar. Ya puede hacer descuentos, rebajas, promociones y lo que quiera el comercio minorista. Pilar tiene fondo de armario canjeable en dinero para comprar meses, con una novedad de que ha encontrado que vender y ganar dinero es divertido, casi tanto como ir de compras. Menos mal que de momento no hay muchas así, ¿o sí? ¿Y si parte del descenso de las ventas es porque el público ha descubierto que ahora puede revender su ropa y con lo que gana volver a comprar?

Y por último Felisa, que se ha pasado 50 años maldiciendo por dos cosas: planchar y tener que ir a la compra. Ahora realiza esto último por medio la web de un supermercado, el servicio de plancha no lo encarga porque en Teruel no lo presta nadie. Si no, ¿qué haría Felisa?

martes, 17 de diciembre de 2013

Quimera Artesanía donará el 5% de sus ventas a Cáritas para que lo destine a sus proyectos sociales

Quimera Artesanía, http://quimeraartesania.com.es, empresa de venta online de productos de artesania, mueble antiguo, ropa personalizada, moda y bisutería, donará el 5% de sus ventas a Cáritas para que lo destine a sus proyectos sociales.

Quimera abrió su tienda online hace un mes, después de llevar más de 11 años de actividad con la tienda física en Rubielos de Mora (Teruel), y mantiene otra tienda en Mora de Rubielos.

En ella se puede encontrar ropa y otros objetos personalizados por Teresa Villarroya, su fundadora, así como cuadros pintados por ella y muebles restaurados y decorados de forma muy original.

También es una buena página para los detalles de empresa de Navidad. ¿Por qué no un poco de arte en lugar de los regalos de siempre? http://quimeraartesania.com.es/es/

Como explican en su página web, "Quimera on line os invita a recorrer las estancias de una tienda de tesoros menudos que, en un tiempo no lejano, habitaron un caserón de Rubielos de Mora y que aún perviven en otra tienda similar ubicada en Mora de Rubielos.

Para todos aquellos que nos conocieron o nos conocen gracias a sus paseos por estas dos localidades, gracias por seguir nuestro rastro en el mundo digital y ojalá no os defraude lo que aquí vais a encontrar. Para los que nos visitan por vez primera, pues ¡adelante!, pasad, teclear y curiosear con detenimiento."







viernes, 13 de diciembre de 2013

Facebook, el mentiroso global que permite incumplir sus políticas de empresa

En todos los colectivos hay un mentiroso, en una sociedad global hay un mentiroso de ese tamaño que no es otro que Facebook, o “cara libro”, como dice el gran monologista Leo Harlem. Recientemente, Richard Allan, director de Políticas Públicas para España, Oriente Medio y África, convocó a los medios de comunicación para aclarar algunas cuestiones relacionadas con la compañía. http://goo.gl/LN89LA


A mí, de entrada, me llama poderosamente la atención que se pueda meter en el mismo saco a España (un país de momento), África (un continente) y Oriente Medio (una región de Asía), pero debe de ser que desde el punto de vista de EE.UU tenemos la misma sensibilidad en Facebook un masovero de Teruel, un pastor de Tanzania y un criador de camellos saudí.


En la citada rueda de prensa, el representante de Facebook dijo que una de las medidas adoptadas desde hacía un año era que los perfiles tenían que tener nombre propio. “Es lógico, se basa en el mundo real. Si alguien quiere ser el ratón Mickey, adelante, pero no en Facebook. Respetamos todas las webs pero nuestra visión es con un nombre real, familia y amigos reales. Sin la identidad, Facebook no sería Facebook”. Y a Pinocho la creció la nariz


miércoles, 11 de diciembre de 2013

La iniciativa Teruel3.0 en Onda2.0, el programa de las nuevas tecnologías de Onda Cero Radio

Los españoles gastan más de 5.000 millones en juegos online, pero no lo comparten en las redes sociales


Nunca apostar había sido tan fácil como ahora. Cientos de páginas web, y no es una forma de hablar, ofrecen esta posibilidad. Usted puede poner poco o mucho dinero a lo que quiera: cualquier deporte y en cualquier país. Acertar un marcador exacto, el ganador del próximo mundial, no ya de fútbol, sino de deportes que no sabe ni que existen, qué caballo ganará una carrera en un exótico país árabe o que saltador de esquí se alzará con la victoria en una prueba de saltos en Austria.

Si bien es cierto que con poco dinero, 10 euros, puede ganar 2.500 euros si acierta el resultado exacto de un partido de la segunda división de fútbol chilena, como con todo que pasa en internet estamos en un momento de exageración. Google responde con 36 millones de resultados al poner “casinos online”, y 14 millones al buscar “apuestas online”. En 2012 los españoles nos gastamos algo más de 5.000 millones de euros en este “vicio”, según el informe del mercado de juego online de la dirección general de Ordenación del Juego. Terminaremos este año superando los 5.500 millones de euros, con perspectivas de crecimiento en los años venideros.

Una de las peculiaridades de las apuestas online es que ha trasvasado una actividad muy regulada, circunscrita a casinos, casas de apuestas y pocos sitios más, y siempre para mayores de edad, a dispositivos móviles usados en cualquier lugar y por personas que no necesariamente sean mayores de edad, sin que eso menoscabe que se use en ordenadores y tabletas.

Una nueva ruptura de las normas clásicas del sistema. Mientras siguen las normas clásicas, internet ha roto las mismas de forma brutal y ha revolucionado el sector, que siendo el mismo en esencia, ha cambiado en las formas, usuarios y acceso al mismo. Una vuelta al calcetín como en todos los sectores de actividad económica. La pregunta no es si van a pervivir los casinos tradicionales, como el Casino de Madrid por ejemplo, sino cuánto va a poder convivir este modelo analógico con esta revolución del juego online. ¿Un joven de 15 años irá a jugar allí cuando ha crecido delante de una pantalla? ¿Pagará 20 euros por una copa para además apostar? Lo dudo mucho.

En el ascenso del juego online ha tenido gran incidencia los programas de televisión nocturnos dedicados a juegos de póker, ruleta rusa y otros entretenimientos habituales de los casinos, más el complemento de páginas web, un componente letal para que el consumo del juego online se haya disparado en España. Solamente estos programas de televisión, y las webs que dan soporte a ellos, mueven unos 1.300 millones de euros anuales, según informe del mercado de juego on line en España del tercer trimestre del 2013.

Otra característica es que, a diferencia de la mayor parte de la vida social actual, el juego online se realiza de una forma privada, íntima, no se comparte en las redes sociales. No encontrarán en Facebook o Twitter un comentario sobre la actividad de un usuario en este campo, salvo que haya ganado mucho dinero. Pese a que ahora todo lo contamos, el gastar dinero en apuestas todavía tiene un estigma social, y eso se constata por su ausencia en los medios sociales

Ante tanta oferta el usuario tiene que enfrentarse a varios problemas. La mayor parte de estas webs están alojadas en paraísos fiscales, y si están domiciliadas Europa residen en Irlanda, Malta o Luxemburgo, lo cual es legal, pero de cara a reclamaciones o problemas supone un serio hándicap.

Como en todos los negocios, las principales webs de apuestas son seguras y se pueden usar con garantía, no engañan a la gente, aunque hay que leer lo que aceptamos al darnos de alta. Pero en este sector del juego especialmente, hay páginas fraudulentas que se dedican a estafar a la gente, normalmente cantidades no muy altas pero sí respetables para un mortal, entre 500 y 2.000 euros de media, y que difilmente se puede recuperar. Unas veces porque el pago se ha hecho a cuentas en paraísos fiscales cuando efectuó con la Visa, otras, como explica la policía en sus informes, por la vergüenza de los estafados en denunciar la situación vivida.

Así pues, hay que estar muy atento a las medidas básicas de seguridad de toda web: el inicio del navegador debe pasar de http a https (añadir una “s”), lo que indica que es una web que cumple los protocolos de seguridad, y debe de aparecer un candado en el navegador.

¡Hagan juego!, pero háganlo seguro

domingo, 1 de diciembre de 2013

"Maestro, hay gente pa to en las redes sociales"

Es muy conocida la anécdota de cuando al torero “El Gallo” le presentaron al filósofo Ortega y Gasset. El maestro preguntó qué era eso de filósofo, y cuando se lo explicaron replicó "hay gente pa to". Al igual que en esta historia, en las redes sociales hay muchos frikis que se reúnen en ellas para compartir sus excentricidades: odio, operaciones de pechos, relaciones con presos, vida con el más allá, zombis, sexo, belleza, fealdad, etc.

www.diapermates.com está dirigida a adultos para los que los pañales infantiles constituyen un auténtico fetiche. Los miembros de esta peculiar red comparten, valoran y comentan fotografías en las que lucen este tipo de prendas. Y lo peor es que es española Por su parte, www.hatebook.org podría traducirse como «el Facebook del odio» y suele ser frecuentada por personas con mucha rabia en su interior. El objetivo de la misma es hablar mal de todo aquel que sus usuarios no soportan.

Si la anterior era para “odiadores”, www.asmallworld.com ha sido apodada «el Facebook de los millonarios», ya que pretende poner en contacto a personalidades con alto poder adquisitivo. Para evitar la entrada de personas que no cumplan con este exclusivo perfil, el registro se realiza únicamente tras recibir una invitación personal de alguno de sus miembros.