domingo, 1 de septiembre de 2013

David Guapo y el “frungimiento” de la economía




La actuación del humorista David Guapo (www.davidguapo.com) hace unos días en Teruel, además de ser un éxito de público y un gran espectáculo, permite algunas reflexiones sobre el uso de los medios sociales y la nueva economía.

En primer lugar demuestra que la cultura en directo, en vivo, no va a morir, como apuntan agoreros que viven instalados en la quebrada comodidad de tiempos pasados. Muy al contrario, a precios razonables como los 10 euros que costaba la entrada, unido a una buena difusión en los medios digitales, David Guapo llenó el Teatro Marín hasta la bandera, como se dice en términos futbolísticos y taurinos.

Es la nueva realidad de la economía que vivimos, la que se conoce como low cost, la que nos va a obligar a vivir con menos dinero pero, no por ello, peor en todos los aspectos de la vida. Es sintomático que sea un artista joven, probablemente un nativo digital, el que opte por esta fórmula. Precios bajos y teatro lleno, por lo que no hace falta ser un genio para deducir que todos han ganado dinero, menos del que les gustaría seguramente, pero demuestra que la fórmula colaborativa win to win (ganar, ganar) es buena para todos: empresa, público y artista.

Pero, ¿por qué ha pagado la gente 10 euros? ¿No vale más la actuación de un artista en directo? Hace unos años sí, en la actualidad seguramente no, y desde luego no por su falta de talento. En un momento en que la Sexta y Paramunt Comedy repiten sus programas de monólogos semana tras semana, que en Youtube hay más de 55.000 vídeos de David Guapo, o que se pueden escuchar sus monólogos en plataformas como www.ivoox.com, el público no está dispuesto a pagar mucho dinero por verlo, puesto que lo anterior ya se logra gratis, sino por la experiencia de verlo en directo, y en este sentido, un precio bajo lleva al éxito de espectadores.

Y por cierto, los críticos de la piratería y de la nueva forma de consumir, así como los defensores de la SGAE, que también ganó dinero con esta actuación, no suelen disparar contra lo que hacen las cadenas de televisión repitiendo la programación de forma machacona, lo que devalúa a todos los contenidos, sino contra los usuarios de las nuevas tecnologías en un claro error de cálculo.

Por otra parte, David Guapo representa la nueva forma de llegar a la gente, en especial si es joven como la mayor parte de su público. Una buena página web, fácil de usar y con la información justa, unido a Twitter y Facebook ayudan en gran medida al éxito de sus actuaciones. Los más de 300.000 seguidores en la red de los 140 caracteres, y los casi 50.000 fans en Facebook, además de varias páginas no oficiales, son autentico oro para dar a conocer sus actuaciones. Son muchas personas que hablan de él, de sus actuaciones, de los cientos de fotos que tiene con sus fans, de sus chistes o canciones. Y si además lo publicado en los medios sociales tiene coherencia, un plan de comunicación acorde con el trabajo que se realiza, el éxito está asegurado.

Triunfo que sin duda va a ser seguido por su público, que a las puertas del teatro y dentro de la sala estaban buscando en Twitter los últimos tuits de David Guapo, retuiteándolos, contando a sus amigos por whatsapp que el teatro estaba lleno, grabando parte de la actuación y, a buen seguro, esperando que suban las fotos de su monólogo en Teruel. Usando su verbo insignia, que se “frunjan” los demás y aprendan.