sábado, 25 de mayo de 2013

¿Cómo poner límites a los menores en internet?


Foto Jorge Atienza



La mejor forma de controlar lo que nuestros hijos hacen en Internet es la educación, el diálogo y la supervisión de lo que hacen junto a ellos. El problema al que se enfrentan los padres es que sus hijos saben más de ordenadores y de tecnología, al mismo tiempo que se manejan mucho mejor que ellos en este amplio campo. Es el peaje que tenemos que pagar ante la primera generación completamente digital y tecnológica.

Poner ciertos límites técnicos en los ordenadores no es difícil. La mayor parte se trata de sencillas aplicaciones que vienen en el sistema operativo y en los programas que se usan de forma habitual, además de los que existen para evitar este tipo de problemas.

lunes, 20 de mayo de 2013

La mina de oro de las empresas: los datos



 














Foto Jorge Atienza


Uno de los mayores activos de las pymes y autónomos son los datos de sus clientes, siempre dentro de la LOPD (Ley orgánica de protección de datos), a la par que una de sus mayores carencias por la falta de un adecuado registro, correcta gestión y tratamiento de los datos. Hemos pasado de las fichas de papel a lo que se conoce en la actualidad como ingeniería de datos y no ha mejorado la situación en este campo, más bien al contrario ya que hay más posibilidades que antes y se aprovechan poco.

Si usted tiene un negocio y no tiene datos de sus clientes está perdiendo dinero. Diversos estudios de marketing demuestran que la gestión de nuestras bases documentales de forma correcta aumenta las ventas entre un 20 y un 25 por cien.

Es lamentable que empresas con 15, 20 ó 30 años de actividad no tengan bases de datos abundantes que incluyan hábitos de compra, consumo, gasto medio y otras variables que nos permitan conocer a nuestros clientes de la forma más eficiente. Así que si no se dispone de ellas es el momento de comenzar, nunca es tarde para iniciar esta tarea con las bases de datos y su ingeniería. Como en otras cuestiones las nuevas tecnologías nos facilitan esta labor ya que ponen a nuestra disposición gran cantidad de información gratuitamente. Nunca serán como si fueran de nuestra propiedad pero nos van a ayudar mucho.

sábado, 11 de mayo de 2013

Ser digital es pensar a lo grande y tener identidad propia








Foto: Jorge Atienza



Las empresas que quieran sobrevivir, aquellas que van a competir en un entorno Web 2.0, se van a diferenciar de sus competidoras por ser innovadoras en varios campos: dominar la tecnología de su sector y tratar de ser referentes en el mismo, manejar con desenvoltura las TIC (tecnologías de la información y la comunicación), disponer de un diseño digital, una forma de ser “diferente” que las haga reconocibles en un mundo cada día más interconectado.



Además, deberán disponer de una visión estratégica global ya que ahora se debe pensar a lo grande, querer ser la mejor corporación en algo y venderlo a todo el mundo, en especial si se trata de productos locales. Y por último, alimentarse de un conocimiento que se genera de forma global pero que en nada debe confundirse con el pensamiento único. Pensar de forma global es entender que en la actualidad tienes mucho más mercado que antes para vender, más expertos para intercambiar experiencias o más ideas que se enriquecen unas a otras.



Se trata de un concepto nuevo que va más allá de la marca convencional pero que se puede lograr. Algunos ejemplos en Teruel son la casa de turismo rural situada en Monterde de Albarracín El Rincón de la Talega www.elrincondelatalega.es; la librería Serret Libros ubicada en Valderrobres www.serretllibres.com; y Aceros de Hispania www.aceros-de-hispania.com que vende en más de 80 países cuchillos, espadas, sables y armas de caza entre otros productos. En España la lista es interminable.





Así pues, dominar la tecnología es clave. La pyme que no avance en esta línea estará fuera del mercado en poco tiempo. Hay que manejar las TIC imperantes que afectan a la esencia misma del negocio: logística, robótica, informática, etc., y aquellas de carácter general que se engloba bajo este nuevo paradigma, que suele tener costes bajos y de la que se benefician pymes y particulares: geolocalización, redes sociales, telefonía sobre IP, información muy accesible, apps, etc. Esto exige un esfuerzo en conocer y generar altos estándares de I+D+i, así como en saber lo que las TIC pueden hacer por nosotros.



Pero toda corporación debe de tener una identidad propia, un diseño que la haga visible en mercado digital o e-mercado. No basta con logos bonitos y preciosas campañas de publicidad. Ahora más que nunca hay que decir soy la empresa X y soy la mejor en hacer “A”, sea un producto o servicio. El mercado es muy grande y la información muy dispersa como para mandar mensajes que no sean unívocos.



Las tres empresas citadas anteriormente, y otras de la provincia, son muy buenas en su saber hacer, entienden cómo funciona la nueva economía y se han adaptado a ella de forma rápida. Aunque son pequeñas piensan a lo grande. Es la reafirmación de lo que el músico Carlos Jean, famoso no solo por sus éxitos musicales sino por revolucionar esta industria ha dicho: “es la hora de los pequeños”.



Es un error pensar que en un mundo globalizado las empresas deben de ser grandes corporaciones que estén en muchos países el mundo y que sean gigantescas. Zara sólo hay una y habrá pocas más. Las pymes tienen que ser muy buenas en algo, la máxima especialización si es posible, y vender en todo el mundo. A esta globalidad se debe de aspirar para triunfar. Soy el mejor fabricante de X y soy capaz de llevarlo a cualquier parte del mundo gracias al comercio electrónico. La web 2.0, los buscadores, las mejoras en los transportes, los múltiples canales de pago de forma segura son meras herramientas al servicio de una visión global.

sábado, 4 de mayo de 2013

¿Cómo nos ayuda internet y las redes sociales a encontrar empleo?


Publicado en Diario de Teruel, sección Enrédate, del sábado 4 de mayo


La vergonzosa cifra de más de 6 millones de parados en España, unido a otros índices económicos a cual más desolador, ha llevado a una situación límite a casi todos los colectivos del país, en especial jóvenes que no encuentran trabajo, pymes que han perdido ventas, autónomos sin ocupación y emprendedores que tienen ganas de iniciar un negocio pero no encuentran financiación. En esta dramática situación, ¿cómo nos pueden ayudar las nuevas tecnologías y las redes sociales a encontrar empleo?

En primer lugar cabe destacar que el sector de las TIC va a crear en Europa unos 300.000 puestos de trabajo en los próximos años según las previsiones de la Unión Europea, lo que convierte a este sector en un yacimiento de empleo digno de tener en cuenta. Los puestos de trabajo más demandados son los relacionados con el comercio electrónico, formación y ocio multimedia, teletrabajo en la medida que aminoran los costes de las empresas, creación de plataformas web 2.0, ingenierías relacionadas con este campo, realidad virtual y aumentada, entre otros. Se puede obtener más información en www.ccelpa.org y en www.uv.es

viernes, 3 de mayo de 2013

CICE/ Comportamiento del consumidor





Una de las afirmaciones más repetidas sobre la publicidad es que se utiliza cuando se quiere llegar al máximo posible de público. Estrictamente esta creencia no es cierta ya que no se trata de llegar a cuanta más gente mejor, sino a todo el público que interesa el mayor número posible de veces. ¿Para qué gastar parte de la inversión en llegar a aquellos que no están dispuestos o no pueden comprar el producto que les ofrecemos? Piénsalo con una marca concreta: BMW o Versace ¿hacen publicidad para todo el mundo?



La selección del público al se quiere alcanzar es, junto con los objetivos publicitarios y el presupuesto, la decisión más importante a la hora de crear la campaña. Supone elegir al público objetivo o target, conjunto de personas con ciertas características en común al que se dirige una acción publicitaria.



El público objetivo suele ser, por tanto, un segmento de la población seleccionado en función de sus rasgos y con un determinado nivel de homogeneidad. Consumidores y público objetivo no son términos sinónimos. De hecho la campaña puede estar dirigida a prescriptores o a compradores que no consumen personalmente el producto. Por el momento la publicidad de gran parte de los bienes de consumo va dirigida principalmente a las amas de casa, no porque ellas consuman solas todo lo que compran, sino porque siguen siendo ellas quienes deciden y llevan a cabo esta tarea en la mayoría de las familias.