miércoles, 27 de marzo de 2013

Semana Santa de Teruel e internet, el ejemplo de lo que no se debe hacer



Poca presencia en internet, webs desactualizadas, obsoletas y sin ninguna dimensión de social media, páginas de Facebook vacías de contenido o viejo, cuentas de Twitter sin apenas publicaciones o dificultad para encontrar los programas oficiales, entre otros desmanes, es la tónica que predomina al buscar información de la Semana Santa de Teruel capital y de la los pueblos de la ruta del Tambor y del Bombo.



Teniendo en cuenta que la mayor parte de los turistas se documentan en internet antes de viajar, el impacto sobre estos eventos religiosos y socio culturales es muy grave por la pésima imagen que se difunde la Semana Santa, por no hablar de lo que supone para la economía turolense. Sin ir más lejos, la ocupación hotelera en el Bajo Aragón se prevé del 80%. 

“Nuestras dos semanas santas” no pueden dar está imagen tan dañina para ellas mismas. No aportan buena información, no son sociales, no facilitan información complementaria, no hay webs oficiales apenas y así un largo etcétera de fallos. Es decir, que ahuyentan a los visitantes de las webs y redes sociales, además de que esta imagen indigna no ayuda a dos fiestas que han sido declaradas de interés turístico nacional, y la del Bajo Aragón aspira a ser declarada de interés internacional.

¿Cómo es posible que la Semana Santa de Teruel no tenga web oficial?, o que la de Híjar sea un blog confeccionado por un particular, por cierto, con un trabajo encomiable y mucha calidad. Por desgracia esta es la tónica de muchos sectores de actividad económica de la provincia.

De nada sirven iniciativas como #sienteruel, que quieren atraer turismo a la provincia, si nos encontramos con este tipo de plataformas digitales. Los responsables de estos eventos no son conscientes del daño que están haciendo con esta inacción y desidia a sus pueblos, fiestas, turismo y economía turolense.

No es de extrañar pues, como ilustra el gráfico, que otras semanas santas de poca popularidad mediática como la de Huesca, Castellón o Soria estén en el mismo nivel de popularidad