martes, 23 de noviembre de 2010

El PC ha muerto

E-Marketing2.0/ Javier Atienza

El PC ha muerto. Esta afirmación parece una estupidez, una broma o una frase fuera de contexto, y posiblemente nadie entienda bien en un primer momento a qué se refiere exactamente ¿Cómo va a morir el ordenador? Es imposible, pensaríamos la mayoría de nosotros. Pero si esto lo dice Ray Ozzie, máximo responsable de la arquitectura de programas de Microsoft, el asunto igual tiene importancia, ¿verdad? Esta gran corporación, propiedad de Bill Gates, es la “dueña” del software del 95% de los ordenadores del mundo.

Ozzie se refiere al futuro más inmediato de internet, el que va a afectar a los ordenadores de lleno y los va a modificar de forma radical. Podemos decir que hasta ahora han sido los ordenadores los que han soportado internet por medio de sus interconexiones, pero la rapidez de crecimiento de la Red está invirtiendo la tendencia y será internet, su diseño y su integración con otras plataformas que viven en y con ella (redes sociales, gigantes como Ebay o Amazon) las que nos marquen el futuro.

Lo que apunta de cara a los próximos años es un ordenador personal diferente al de ahora. Más rápido en conexión, muy portable y ligero, conectado a los servicios de computación en la nube las 24 horas del día y con menos disco duro. Llevar un PC encima será lo normal, al igual que ahora llevamos el móvil. Son estos dos mundos los que van a converger: un móvil más PC y un ordenador más móvil (en apariencia y movilidad). Los primeros esbozos de esta inmediatez digital son los Ipad de Apple y sus imitaciones por parte de otras marcas. Desde que en marzo se lanzara este producto, se han vendido más de 3 millones de unidades en este año, y se espera llegar a 5 millones en 2011, año en el que las operadoras de telefonía prevén vender unos 200 millones de teléfonos inteligentes en EE.UU y Europa.

El ordenador más inmediato dejará de albergar en su disco duro todos los programas y archivos que usemos, y el internauta acudirá a la nube para escribir un documento, hacer un cálculo, diseñar un producto, comprar un servicio o jugar.

Pero, ¿qué es la nube? Se trata de un espacio de disco duro que podemos comprar o usar gratuitamente (depende de las compañías y nuestras necesidades) y que está en los servidores de las empresas que prestan este servicio, entre ellas Google, Yahoo y Microsoft, lo que quiere decir que si los gigantes del sector trabajan en esta línea, la nube es el futuro. En menos años de lo que pensamos, las 20, 40 o las gigas que usemos no estarán en “mi PC”, sino en “mi nube”, lo que obligará a un cambio cultural en el hábito de trabajar, guardar la información y compartirla. Lo importante no será, no es ya, dónde está la información, sino cómo de rápido puedo usarla desde cualquier lugar o desde cualquier dispositivo. Y también, cómo seamos de eficaces para trabajar de esta nueva manera, asunto crucial para las pymes que se pueden quedar desfasadas si no asumen pronto esta realidad.

Es decir, que no solo hay que tener ordenador, saber manejarlo, estar conectado a internet siempre y saber moverse por la red (cuestiones que no deben darse por dadas de antemano), sino que ahora hay que gestionar la información fuera del estándar de mi PC por medio de este sistema de computación online.

Ray Ozzie advierte en su blog de que el internauta será menos dependiente de programas instalados en el ordenador y dirige su atención hacia aplicaciones y servicios innovadores ofrecidos desde la web. No todo, asegura, “estará basado en teclados, ratones y pantallas”, al mismo tiempo que admite que “se necesita coraje para afrontar este cambio tecnológicamente inevitable” que, supone, al mismo tiempo, un nuevo horizonte de oportunidades para la industria, y estas nuevas posibilidades están abiertas a las pymes también, no hay que ser un gigante para hacer negocio en la nube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola. Deja tu opinión sobre este artículo. Me gusta escuchar todos las opiniones y debatir sobre ellas