jueves, 25 de febrero de 2010

La huella humana

'La huella humana' es un apasionante documento que retrata con rigor y amenidad las consecuencias para la humanidad en general y el medio ambiente, en particular, de nuestro paso por la tierra.




Algunos ejemplos de 'La huella humana'

Parpadeamos 4,5 millones de veces a lo largo de nuestra vida. Entre parpadeo y parpadeo deberíamos tener tiempo de sobra para ver la huella que vamos dejando en la tierra... Pero no suele ser así. A lo largo de esa vida, una sola persona (en el mundo somos más de 6000 millones) generará más de 8 toneladas de basura. Otros datos que impresionan: cada habitante comerá, de media, 2.300 kilos de patatas, 4200 barras de pan y 10.000 chocolatinas.



Otros ejemplos: cada vez que se usa gel de ducha habrán de transcurrir 800 años hasta que todos los restos químicos desaparezcan del suministro de agua... A lo largo de esa vida nos bañaremos 7.300 veces y, en ese mismo lapso de tiempo, consumiremos 200 frascos de champú o 276 tubos de pasta de dientes.



Llevada al terreno del comportamiento o los afectos, la fotografía que 'La huella humana' hace de los inquilinos de este mundo es asimismo reveladora: cada uno de nosotros tendrá 10 parejas sexuales a lo largo de su vida, practicará el sexo 4.200 veces y nos enamoraremos en 3 ocasiones.



También compraremos un promedio de 3 lavadoras, 5 televisiones, 8 coches y 15 ordenadores... ¿Alguien es capaz de imaginar los costes medioambientales de todo ese consumo? Y eso que nos pasamos casi 8 años de nuestra vida quietos, sin movernos, viendo la televisión. 24 árboles habrá que talar para confeccionar los 2450 periódicos que esa misma persona leerá –o comprará- durante sus 75 años de vida.



Nada escapa a esta radiografía minuciosa e implacable que National Geographic hace de los seres humanos a través de una propuesta gráfica novedosa y, a veces, hipnótica. Un retrato completo de nuestro paso por una vida a la que todos llegamos con ganas de disfrutar, pero en la que nadie se libra de derramar bastantes lágrimas: 60 litros exactamente